¿Cuáles son las diferencias entre los virus de ARN y ADN utilizados en inmunoterapia?

La inmunoterapia con virus oncolíticos utiliza virus de ADN y de ARN naturales o alterados genéticamente para infectar las células tumorales y evitar que inicien la evasión inmunológica del cáncer.1 Los virus de ADN como los adenovirus y los poxvirus tienen más probabilidades de ser bicatenarios, mientras que la mayoría de los virus de ARN son monocatenarios. Una vez inyectado el virus en la célula anfitriona, se la dirige hacia el núcleo para permitir que el ADN viral se integre con el genoma de la célula anfitriona y secuestre las enzimas de polimerasa de la célula anfitriona para replicar el virus. Los virus de ADN como el poxvirus se empaquetan con su maquinaria de polimerasa para que puedan replicarse directamente en el citoplasma del huésped. Los virus ARN infectan las células inyectando ARN en el citoplasma de las células huéspedes para transcribir y replicar las proteínas virales. Los virus de ARN también incluyen retrovirus que utilizan la transcriptasa inversa para crear ADN a partir de plantillas de ARN. Este ADN recién transcrito puede ahora empaquetarse e incorporarse al genoma del huésped, de modo que la subsiguiente división celular de la célula produzca células con el ADN viral integrado. A diferencia de los virus de ADN, que siempre deben transcribir el ADN viral en ARN para sintetizar las proteínas, el ARN puede omitir el proceso de transcripción. Además, algunas moléculas de ARN pueden actuar como mARN que se traduce directamente en proteína. Esto incluye a los virus de ARN de cadena positiva que son distintos de los virus de ARN de cadena negativa, los cuales requieren el paso adicional de la transcripción de mARN antes de que se puedan traducir a proteínas.

Para obtener más información sobre inmunoterapia, explore el siguiente contenido.

Referencia:
1. H.L. Kaufman et al, "Oncolytic Viruses: A New Class of Immunotherapy Drugs," Nat Rev Drug Disc 14:642-664, 2015.