Rotores de flujo continuo

Un rotor de flujo continuo permite centrifugar grandes volúmenes de material a fuerzas centrífugas elevadas sin el tedio de llenar y decantar gran cantidad de tubos o tener que poner en marcha y detener el rotor con frecuencia. Al utilizar este rotor, o está recogiendo un sobrenadante o raspando un sedimento. Los rotores de flujo continuo minimizan de manera sustancial el tiempo de procesamiento del material por 2 motivos:

  1. Tienen recorridos cortos para reducir el tiempo total para la obtención de sedimentos compactos. Por tanto, obtienen sedimentos sólidos de manera eficiente de un flujo de muestras y facilitan un rápido flujo de material a través del rotor.
  2. Tienen grandes capacidades. Por lo tanto, no es necesario ponerlos en marcha y detenerlos con tanta frecuencia como los rotores convencionales. Esto permite ahorrar tiempo al reducir la manipulación de las muestras y el tiempo que se pierde en esperar a que el rotor acelere/decelere entre procesamientos.

Las principales aplicaciones para rotores de flujo continuo incluyen: grandes virus, mitocondrias, homogeneizados de tejido, bacterias, recolección de células y recolección de algas. Es mejor utilizar un rotor de flujo continuo si:

  1. El coeficiente de sedimentación de las partículas que se van a recoger es superior a 50 S. Debido a que el rotor tiene una elevada eficiencia de sedimentación, el material sólido se puede separar del medio líquido más rápido que con un rotor de cubo basculante o uno de ángulo fijo.
  2. La proporción sólido/líquido de la muestra es baja (5-15 %). Por encima de una proporción de sólido/líquido del 15 %, el rotor tiende a ser eficiente en exceso; es decir, sedimenta tan rápido que se llena de inmediato. Esto quiere decir que se debe detener para descargar los sedimentos compactos con tanta frecuencia que se pierde demasiado tiempo acelerando/decelerando el rotor y limpiando entre procesamientos. Por el contrario, si la muestra contiene poco material sólido, el rotor funcionará durante períodos de tiempo prolongados, procesando grandes volúmenes de material entre paradas.